Vecinos se quejan por la contaminación auditiva de la Shoteria Pre Nativitas

Aarón Cruz Soto

Ciudad de México.- Inquilinos de la colonia Nativitas se quejan por el ruido en la Shoteria Pre Nativitas que no los deja dormir.

En entrevista para el Diario de México, Benito Juárez, la vecina Guadalupe Sánchez comentó que el sonido que emite el bar es insoportable, también dijo que hace semanas el lugar fue baleado, por lo que el lugar fue cerrado y tiempo después fue reabierto.

Igualmente narró que ha presenciado como comensales salen en estado de ebriedad y conducen en esa condición. Además, se quejó de las peleas y gritos que se escuchan desde el lugar.

Denunció que el establecimiento funciona hasta las tres horas de la mañana, es cuando cierran las cortinas y sigue trabajando hasta las cuarto o cinco horas de mañana.

Señaló que residentes de la zona se estaban organizando para pedir la clausura del establecimiento.

El lugar se encuentra ubicado en  la calle Elisa 68 y Eje 5, en Nativitas. 

La contaminación auditiva en la Ciudad de México.             

Según la Secretaria de Protección Civil de la Ciudad de México, la contaminación acústica es el exceso de sonido y ruidos que alteran las condiciones normales del ambiente, es generada por las actividades humanas. La cual produce efectos negativos en la salud de las personas.

Entre las afectaciones físicas están: aumento en la presión arterial, modificación del ritmo respiratorio, tensión muscular, agudeza de visión, dolor de cabeza y silbidos en los oídos.

De los daños psicológicos podemos encontrar: estrés, irritabilidad, trastornos del sueño, mala memoria y falta de atención.

¿Qué dice la legislación?

La Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial de la Ciudad de México (PAOT) establece que la norma en materia de ruido pone como límite máximo, 65 decibeles en horario diurno y 62 decibeles en horario nocturno.

Esto aplica a bares, antros, discotecas, salones de fiesta, fábricas, talleres, restaurantes, bancos, imprentas y demás establecimientos que generen ruido o vibraciones.

Igualmente en la Ley de Establecimientos Mercantiles del Distrito Federal, indica la instalación de aislantes de sonido, en los establecimientos mercantiles, para no generar bullicio, por encima de los niveles permitidos por la ley y la normatividad ambiental.

Además, las sanciones por infligir las normas van de 351 a 2500 días de Salario Mínimo General Vigente en la Ciudad de México, incluso si el verificador así lo considera puede generar una clausura temporal, por poner en riesgo a los usuarios.  

ACS