¿Piensas adquirir una casa en un remate hipotecario? Aquí unos consejos

alcaldia benito juarez

Ciudad de México.- En páginas de internet de venta de propiedades aparecen viviendas con precios mucho menores a los que se ofertan construcciones similares. Aunque parece fraude, en realidad no lo es, se trata de transacciones normales. Son remates de viviendas hipotecadas que pueden ser benéficas para los inversionistas.

 

A las personas que no pudieron pagar un préstamo que solicitaron a alguna institución bancaria, y que pusieron como garantía su inmueble, se les puede embargar su propiedad para que después el banco lo ponga a la venta con un precio suficiente que les permita recuperar el dinero que pudieron perder.

 

Es por esto que en los catálogos de ventas aparecen con un precio tan bajo, generalmente 30 por cierto menor al correspondiente. Sin embargo, adquirirlas es un proceso tardado que puede durar hasta dos años, por lo que no es recomendable que personas que planean mudarse las compren.

Benito juarez
Foto: Pixabay

El monto de dinero con el que se puede comenzar a participar en los remates bancarios es de 400 mil pesos; con ellos es posible adquirir una cesión de derechos. 

 

Se tiene que llevar a cabo una puja en donde las personas interesadas participarán ofreciendo dinero, que debe comenzar con el valor de dos terceras partes del inmueble. La propiedad se le dará a la persona con mayor oferta.

 

Benito juarez
Foto: Pixabay

Pero el proceso no termina ahí. Posteriormente se debe aprobar la compra y realizar la posesión, para después entregar la vivienda física. Estos trámites pueden tardar hasta 28 meses en concluirse. Sin embargo, durante ese tiempo la persona que ganó la subasta podrá cobrar intereses y gastos moratorios como la institución bancaria que tenía la propiedad.

 

En caso de que todo se lleve a cabo de manera correcta y la persona decida vender la propiedad adquirida, podría tener utilidades anuales del 20 por ciento sobre su inversión inicial en 12 a 24 meses.

 

Aunque existe la posibilidad de que la persona que originalmente hipotecó la vivienda logre liquidar la parte que le faltaba de su crédito. En este caso podría quedarse con el inmueble, pero la persona que ofertó por la cesión de derechos no perdería el dinero.

 

Este factor es el principal por el que no se le recomienda a las personas adquirir una vivienda si tienen planes de mudarse pronto. 

si