Operaciones del 'Cártel Inmobiliario' con posible anuencia de superiores: SSPC

alcaldia benito juarez

Ciudad de México.- Todos los exservidores públicos del llamado “Cártel inmobiliario” en la alcaldía Benito Juárez, “posiblemente contaban con el consentimiento de sus superiores jerárquicos”, informó Ricardo Mejía Berdeja, subsecretario de Seguridad Pública de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC). 

Precisó que este cártel fue operado por Luis “N”, ex director jurídico de la alcaldía entre 2009-2016 y por Nicias “N”, ex director de Obra Pública de la demarcación entre 2006 y 2018, cuando gobernaban Mario Palacio y Jorge Romero, actual líder del PAN en la Cámara de Diputados.  

“Tanto Nicias 'N' como Luis 'N', que tenían ambos un largo periodo en el gobierno local, posiblemente contaban con el consentimiento de sus superiores jerárquicos de la alcaldía para obtener beneficios ilícitos”, sostuvo Mejía Berdeja. 

En Palacio Nacional, el funcionario recordó que ambos personajes son acusados por actos de corrupción en materia inmobiliaria con actividades que van desde establecer un sistema de intercambio de favores por medio de colusiones ilegales con constructoras y desarrollos inmobiliarios.   

Agregó que con base en las indagatorias de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ-CDMX), estos sujetos crearon empresas fachada y daban otorgamiento y gestión de autorizaciones hasta llevar a cabo extorsiones a empresarios dentro de la alcaldía Benito Juárez.  

“Se tiene conocimiento que ambos son copropietarios, entre otros inmuebles, de un edificio cuyo valor comercial superaría los 30 millones de pesos", refirió Mejía Berdeja.  

EXPLOSIÓN EN EDIFICIO 

Fue la explosión de agosto de 2021 en un edificio ubicado en la Avenida Coyoacán, cuando la FGJ-CDMX halló que el inmueble recibió las manifestaciones de obra nueva y el dictamen de habilidad durante la gestión de Nicias “N”. 

Tras las pesquisas, el organismo, dijo, corroboró que Nicias “N” posee un par de departamentos en dicho edificio, los cuales pudieron haber sido entregados al funcionario como contraprestación a cambio de facilidades que la demarcación ofrecía para la edificación de nuevas obras, por lo cual “sería un claro conflicto de intereses”, recalcó. 

Concluyó Mejía Berdeja al anotar que ambos personajes tienen declaraciones patrimoniales que no coinciden con el patrimonio real que poseían y que se logró identificar empresas en las que formaban parte, 10 de ellas, fantasma.    

IMCM 

si