'La Patrona', el modus operandi que va a la alza en alcaldías de la CDMX

FOTO CAPTURA DE PANTALLA

Ciudad de México.- En la Ciudad de México, los robos a casa habitación con los engaños de 'La Patrona' van a la alza. 


En los primeros seis meses del año, los reportes por esa modalidad de fraude aumentaron 79 por ciento en comparación con el promedio mensual del año pasado, según estadísticas del Consejo Ciudadano.


En 2018, el organismo recibió un promedio de 38 reportes al mes por este modus operandi, mientras que este año han tomado en promedio 68 llamadas mensuales. 


Para este fraude, los delincuentes ubican a familias que tienen trabajadores del hogar, a quienes llaman por teléfono a las casas haciéndose pasar por abogados, cobradores o funcionarios de alguna dependencia como la Secretaría de Hacienda. 


El extorsionador hace creer al trabajador que su empleador o empleadora está en una situación de emergencia y que le manda la instrucción de buscar y enviar dinero y joyas para ayudarle. 


El fraude concluye cuando los empleados entregan los artículos en sobres o bolsas en algún punto o incluso en la puerta de la casa. 


De acuerdo con el Consejo Ciudadano, en los hogares generalmente los propietarios guardan sus artículos de valor en cajones o closets. 


En total, el Consejo Ciudadano tomó conocimiento de 674 casos de este tipo de fraude en 2018 y 395 durante este 2019. 


La Alcaldía con más casos es Álvaro Obregón con el 10 por ciento; le siguen Miguel Hidalgo con 9, Benito Juárez y Tlalpan con 5 por ciento cada una. 


El pago más alto que tienen registrado por esta modalidad de fraude fue por 357 mil pesos y el más bajo por mil 800. 


En uno de los casos reportados al Consejo, una empleada que trabaja en una casa de la Colonia Del Valle, en Benito Juárez, recibió una llamada en la que el timador le advirtió que la dueña tenía problemas con un crédito hipotecario y era urgente que entregara dinero. 


Con engaños la hizo sacar de un cajón un sobre con 8 mil 500 pesos y una de dos cajas fuerte que guardaban en el clóset. 


La víctima entregó el dinero y la caja, y cuando pudo comunicarse con su patrona fue que descubrieron el engaño.
 

Con información de Reforma

si