Enfermedades más frecuentes de invierno y cómo prevenirlas

FOTO ESPECIAL

Ciudad de México.-Descienden los termómetros y llegan las enfermedades más frecuentes asociadas al invierno que afectan principalmente a las vías respiratorias como la gripe, los catarros, bronquitis, faringitis y otras más graves como la neumonía.


No podemos evitar el contagio de enfermedades porque es algo que no está en nuestras manos, pero sí podemos intentar disminuir las posibilidades de que enfermen. Veamos entonces algunos consejos sobre cómo prevenir las enfermedades en invierno.


1. Resequedad en la piel

Muchas personas, especialmente niños y ancianos, experimentan resequedad en codos, cara o pies por lo que hay que echar mano de la crema de cacao, aloe vera y aquellas humectantes que hidratan la piel y la guardan de la resequedad. Parece sencillo, pero para las personas mayores o con diabetes, la humectación puede ser la diferencia entre una lesión de piel y afectaciones a la salud.


2. Dolor en articulaciones

Para muchos, no hay dolor más intenso e insoportable durante el invierno que las conocidas “reumas”, que no es otra cosa más que dolor en las articulaciones producido por su inflamación, y el frío las empeora.


3. Gripe estacional

Para este tipo de enfermedades virales no hay como prevenir ingiriendo vitamina C, alimentarse sanamente, cubrirse y ser prudente.


4. Influenza

Actualmente muchos países ya distribuyen entre su población vacunas específicas para evitar contagios masivos y epidemias. Recuerda: vitamina C, buena alimentación, descanso y medidas extremas de higiene te ayudarán a mantenerte sano. Evita también los lugares saturados con gente.


5. Depresión

En los países donde el fin de año coincide con el invierno, hay un índice mayor de suicidios que en el resto del año. El fin de un ciclo, el frío y ver a otros reuniéndose en familia o haciendo muchas compras, puede ser en verdad frustrante y doloroso.

Mantener una vida equilibrada y un círculo de amigos y familiares sólido, puede ser la diferencia literalmente entre la vida y la muerte.


6. Incremento considerable de peso

El frío nos invita a estar en reposo a movernos menos y buscar comer más para tener energía, por lo que no es raro que terminando la temporada encontremos en nuestro cuerpo algunos kilos de más. Durante la temporada no te alejes mucho de tu rutina de ejercicio, realiza actividades físicas y no cedas ante la tentación de comer ¡todo!


7. Bronquitis

Una de las enfermedades más comunes y más peligrosas de la estación. Nuevamente la misma receta: Vitamina C, buena alimentación, abrigo prudente, actividad física regular y descanso.



Fuente: Vanguardia
 

si