El Señor de los Libros, John Ronald Reuel Tolkien autor del Señor de los anillos

alcaldia benito juarez

Ciudad de México.- Ciudadano inglés de origen sudafricano, filólogo, profesor, militar, lingüista, pero sobre todo escritor, John Ronald Reuel Tolkien nació un 3 de enero de 1892.

 

Su infancia estuvo marcada por la orfandad y el catolicismo. Su padre falleció cuando tenía 4 años, por lo que su madre regresó a la casa de sus padres. No estarían ahí mucho tiempo, ya que la dama se convirtió al catolicismo en 1900 y su familia de religión bautista le dio la espalda completamente. Dentro de los intereses del pequeño Ronald estaban la botánica y el estudio de idiomas, destacando su capacidad de aprendizaje, ya que las lecciones de latín que recibió de su madre le ayudaron a leer y escribir muy temprana edad. Obviamente también recibió educación religiosa, y fueron tales las impresiones que tuvo de esta, que le acompañó toda su vida. Cuando cumplió su doceavo cumpleaños su madre también falleció, a causa de diabetes, por lo que él y su hermano pequeño quedaron al cuidado de Francis Xavier Morgan, un sacerdote cercano a la familia, quien había estado bridándoles su ayuda desde que su familia los desamparó. Fueron a para a un orfanato, pero al parecer sus vidas no fueron malas, el padre, de origen español, instruyó a Ronald en su idioma nativo, además de asegurarse de que los pequeños recibieran educación.

 

A los 16 años conoció en el orfanatorio a Edith Mary Bratt, la mujer que amaría toda su vida y que marcaría incluso la mitología de su obra.

 

Al enterarse de sus sentimientos, el padre Francis le prohibió mantener una relación o cualquier contacto con la chica hasta que hubiera cumplido los 21, pues temía que abandonara sus estudios, (además de que la chica era anglicana), lo que Ronald se esmeró en cumplir. El día que cumplió sus 21 años le envió una carta a Edith para preguntarle si quería casarse con él, pero ella le respondió que ya esta comprometida. Se reunieron de nuevo y ella aceptó deshacer su compromiso, por lo que se casaron después de que él se recibiera en Filología Inglesa y ella se convirtiera al catolicismo (en 1915) y antes de su breve participación en las trincheras francesas durante la Primera Guerra Mundial en 1916 (ya que lo cesaron del frente por que se enfermó gravemente).

 

El empleo que desempeñaría posteriormente sería el de redactor del Oxford English Dictionary, después de lo cual fue a trabajar como suplente de Lengua y Literatura Inglesas a Universidad de Leeds en 1920. Para 1925 se había trasladado a la Universidad de Oxford, y fue aquí donde permaneció hasta su jubilación en 1959.

 

Respecto a la creación literaria, se podría decir que el universo de la Comunidad del Anillo comenzó a gestarse a partir de su larga convalecencia después de volver de la guerra, ya que comenzó a generar sus primeros textos. Comenzó con los relatos que formarían “El Silmarillion” (publicado hasta 1977), y se dedicó a escribir “El Hobbit” para sus hijos, pero después de mostrárselo a varios amigos estos insistieron en que lo llevara a una editorial; hasta que accedió, publicándolo en 1937.

 

 El éxito de la obra fue tal que en su editorial le pidieron qué escribiera una secuela. Durante los próximos 12 años se dedicó a producir la monumental historia de “El Señor De Los Anillos”, cuyas primeras dos partes se publicaron en 1954 y la tercera, acompañada de sus respectivos apéndices, en 1955.

 

Simultáneas a la creación de esta obra fueron escritas “Hoja, de Niggle”, de 1939 y “Egidio, el granjero de Ham” de 1949. En las décadas posteriores publicó otras obras, “Las aventuras de Tom Bombadil y otros poemas de El Libro Rojo” de 1962 o “Árbol y Hoja, y el poema Mitopoeia” de 1964 y “El herrero de Wootton Mayor” de 1967.

 

Por desgracia, en 1971, Edith su esposa murió; significando un duro golpe para Ronald ya con 81 años. A pesar de todo mantuvo su ritmo de creación, pero muchas de sus obras se quedaron inéditas, ya que el 2 de septiembre de 1973 falleció. En su bibliografía se pueden contar más de 40 obras de las cuales la mayoría fueron recopiladas por Christopher Tolkien (el tercero de sus cuatro hijos), que para beneplácito de sus fieles seguidores se han publicado a través de las décadas (su último estreno fue “La Caída de Gondolín” en 2018).

 

Hablar de este J.R.R. Tolkien es hablar de una mitología autoconsevida, surgida de una rica y fructífera imaginación. Sus historias han acompañado a millones de personas y llegado a ocupar un importante espacio dentro de la idiosincrasia occidental, y como referente máximo en el género de la literatura fantástica.

 

Imagina, ¿qué hubiera pasado si nadie hubiera podido convencerlo de publicar “El Hobbit”?...

si