Conoce las esculturas en azúcar de la colonia Narvarte

Foto: Julio Ortega

Por Nancy Zúñiga Murrieta

 

En un pequeño y particular inmueble de la colonia Narvarte en la alcaldía Benito Juárez, con un diseño arquitectónico representativo de los años 50 de México, se ubica el Museo de Arte en Azúcar México, el cual resguarda la obra de la mexicana Marithé de Alvarado, quien durante poco más de 75 años dedicó su vida completamente a investigar, crear y enseñar el arte en azúcar.

 

En la que también fue su casa, en el 950 de la avenida Cuauhtémoc, se reciben visitantes, sólo previa cita, para recorrer una exposición que incluye esculturas, figuras, alegorías, arreglos, libros y objetos relacionados con su trabajo. “Marithé se dio cuenta que con el azúcar podía hacer muchas cosas o imitar casi todo y, a partir de 1937, decidió dedicarse absolutamente a esto”, señaló en entrevista, para nuestro portal de noticias DDM-BJ, Dulce María de Alvarado Chaparro, responsable del museo.

 

Dulce María de Alvarado Chaparro, responsable del Museo de arte en azúcar México. Foto: Julio Ortega

 

De Alvarado Chaparro, profesional del arte y egresada de la Facultad de Arte y Diseño de la UNAM, narró que tenía una tía abuela, de nombre Cecilia, “quien era monja contemplativa y que con la Guerra Cristera tuvo que salir del convento, la enviaron a la casa y no sabía hacer nada más que rezar. Pero posteriormente la enviaron a la escuela 'Sor Juana Inés de la Cruz', ahí aprendió repostería y decoración de pasteles”. Marithé observaba el trabajo de su tía y fue así que decidió profundizar en este oficio.

 

Durante varios años, Marithé de Alvarado, se dedicó a ensayar las formulas para hacer figuras de azúcar, las cuales son: la pasta, el pastillaje, el glass y el fondant -ésta última es una técnica que recientemente se puso de moda en la pastelería, pero es la única que no es usada para hacer arte en azúcar porque se mantiene húmeda y no conserva correctamente las figuras, y las primeras tres, son fórmulas que contienen 99 por ciento del edulcorante y otro ingrediente que las hace distintas.

 

“El pastillaje, 99 por ciento y uno por ciento grenetina, es para las bases de cualquier figura u objeto, es estructural y da la fuerza y sostén; la pasta es con la que se forman los cuerpos y todo lo que es modelado a mano, contiene un porcentaje de goma tragacanto que hace que la pasta se flexibilice y se pueda pintar; finalmente, la formula que Marithé llamaba 'el rey', es el glass, que lleva azúcar, huevo y limón, y se vuelve un pegamento que sirve para unir y decorar las figuras, es una formula versátil con la que puedes formar desde un punto hasta un edificio en filigrana”, detalló sobre las formulas fundamentales para producir el arte en azúcar”, detalló.

 

Al poco tiempo de iniciar este trabajo, logra montar una exposición en la colonia Santa María la Ribera, lugar donde nació, y con el paso del tiempo logró otras muestras. “Sus exposiciones fueron acontecimientos sociales tumultuosos que reunían cientos de visitantes para admirar sus obras en azúcar. Eventos que ocurrían en la década de 1940 y, a diferencia del ingrediente principal, escaseaban muchas materias primas debido al impacto de la segunda guerra mundial; sin embargo, se las ingeniaba para continuar con su afición”, afirmó la también hija de la artista.

 

En 1949, Marithé de Alvarado hace un viaje a Europa en el que recorre varios países durante varios meses. “Este viaje agudizó su sensibilidad y la inspiró a crear reproducciones de un sinfín de temas artísticos universales, formando un mundo fantástico que a la fecha cuanta con más de dos mil piezas diseñadas que han cautivado a infinidad de personas en todo el mundo, ya que su estilo es único, como la obra más extensa de su género”, dijo.

 

Veinte años más tarde, de tanto ensayo hasta llegar al punto de la profesionalización, es cuando publica un libro enciclopédico en 1959; objeto que puede ser apreciado en el museo, así como unos binoculares que hizo en los años 50 y una figura que data de 1966, que es una alegoría. Las últimas tres figuras que creó las realizó a sus 93 años de edad, en el año 2013. “Mi madre se convirtió en una maestra de este arte, su fama mundial fue gracias a que, hasta ahorita, es considerada la mejor escultora en azúcar por su finura, expresión corporal y expresión facial lograba en las figuras”, aseguró De Alvarado Chaparro.

 

El museo que reúne la obra de Marithé de Alvarado es también el Instituto del Arte del Azúcar, cuenta con una página de Facebook con el mismo nombre y un canal de Youtube titulado 'Marithé de Alvarado'. Los número telefónicos para solicitar una cita previa son 5523-7493 y 5523-8434. Visitar el museo del azúcar posiblemente te endulce la vida y te proporcione una opción para desarrollar habilidades artísticas en escultura, y quizá, hasta una forma de vida.

NZM

si