Así operaron las "goteras" que robaron a dos hombres en la Narvarte

Benito juarez

Ciudad de México.- Enrique y Javier se reunieron en la Cervecería de Barrio de la Narvarte, para hablar sobre unos negocios. Pero desparecieron, su familia les llamó por teléfono, los buscó, rastreó su camioneta, pidió ayuda a la Policía.

 

NOTA RELACIONADA: Las tarjetas del Bienestar un compromiso inconcluso

 

Cuando los hallaron estaban drogados dentro de la habitación de un hotel de paso. Tirados en el piso y la cama. Apenas podían mantenerse en pie. Enrique y Javier fueron víctimas de las goteras.

 

benito juarez
Foto: c4jimenez

 

Todo inició cuando llegaron a la Cervecería de Barrio, ubicada en la colonia Narvarte, en la alcaldía Benito Juárez. Iban a platicar con otras personas sobre un negocio que estaban cerrando.

 

Ahí se encontraban cuando dos mujeres que se sentaron cerca de ellos. Aprovecharon un instante para acerarse. “¿Por qué nos ven tanto?”, le preguntó una de ellas a Enrique.

 

La realidad es que Enrique apenas la miró de paso. Sin embargo, ese fue el pretexto de la mujer para iniciar su plan. Las dos jóvenes estuvieron con ellos un par de horas y de pronto, creen, los drogaron.

 

benito juarez
Foto: c4jimenez

 

Enrique y Javier aseguran que no saben cómo salieron de ahí. No recuerdan nada de lo que pasó. Ni cómo salieron, ni cómo llegaron al hotel de la Narvarte.

 

La misma noche de miércoles su familia comenzó a buscarlos. Les llamó a sus teléfonos y acudieron al restaurante de la Benito Juárez para preguntar por ellos, pero no había ninguna noticia suya.

 

Durante la mañana del jueves llegaron a las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) para pedir ayuda. El personal de la Fiscalía para Personas Desaparecidas (Fipede) los atendió.

 

De pronto supieron que alguien estaba usando sus tarjetas de crédito. En una plaza comercial de Nezahualcóyotl hicieron diversas compras. Una pantalla, un teléfono, equipos electrónicos fueron alrededor de 70 mil pesos los que gastaron. Pero los teléfonos continuaban apagados. De los dos hombres no se tenían ninguna noticia.

 

Así siguieron buscándolos. Rastreando sus últimos movimientos, buscando la camioneta en la que llegaron.

 

Pasada la medianoche, ya en los primeros minutos del viernes, Enrique y Javier despertaron. No sabían bien a bien en donde se encontraban. Después lo descubrieron. Los abandonaron en la habitación de Hotel Plaza Delta, en la misma zona.

 

Para cuando reaccionaron, ya había pasado día y medio. Sus tarjetas bancarías las usaron aquellas mujeres. Se llevaron también sus carteras, relojes teléfonos…

 

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México busca a las mujeres que fingieron estar interesadas en ellos, pero que sólo los engañaron para drogarlos y robarles.

ACS

si