Así funcionan algunas de las próximas vacunas contra Covid-19 según la UNAM

Benito Juárez

Ciudad de México.- Moderna cuenta con una de las vacunas en desarrollo más avanzadas, y como era esperarse, ya anunció sus primeros resultados de eficacia al confirmar los primeros 194 casos de la COVID-19 dentro de su estudio y que hasta el momento ha demostrado una eficacia del 94 por ciento.

NOTA RELACIONADA: Baja la BJ el número de colonias en atención prioritaria por Covid-19

Desde julio de este año y hasta el momento 185 participantes desarrollaron la COVID-19 de aquellos que recibieron placebo y sólo 11 en el grupo que recibió la vacuna en estudio (mRNA-1273).Un objetivo secundario es observar la capacidad de la vacuna para conferir protección al enfermar para no presentar complicaciones o cuadros graves de esta enfermedad. Sobre éste, treinta participantes han reportado un cuadro grave de la COVID-19 y una murió, todos se ubicaron en el grupo que recibió placebo y ninguno de los que se vacunó presentó complicaciones.

La segunda buena noticia es que la vacuna ha demostrado ser eficaz para evitar la enfermedad entre los diferentes subgrupos, como entre grupos de edad, raza y etnias. Por ejemplo, de los 30 mil participantes, 7 mil son mayores de 65 años. 42 de cada 100 voluntarios cuenta con algún factor de riesgo como diabetes, obesidad o enfermedad cardíaca y 37 por ciento representa a algún grupo étnico o racial, destaca el subgrupo de Latinos representado por 6 mil participantes.

El estudio fase 3 inició en julio de este año y se espera que continúe por los siguientes 2 años recuperando información sobre seguridad y efectividad. La vacuna de Moderna ha recibido financiamiento por parte del gobierno de los Estados Unidos de América, como parte de la Operación Warp Speed.

Dicha farmacéutica se ha comprometido a entregar al menos 236 millones de dosis, de las cuales 100 millones ya las ha adquirido el gobierno norteamericano y espera recibir las primeras 20 millones de dosis para finales del 2020.

La vacuna introduce el material genético a las células humanas que emplean su maquinaria para replicar el mensaje que codifica la información con la que se sintetiza la proteína en espiga o S del nuevo coronavirus. Una vez identificada por las células inmunológicas nuestro cuerpo genera anticuerpos contra la espiga y se espera que la respuesta protectora sea duradera.

El esquema de vacunación consiste en 2 dosis con una separación de 28 días y se puede almacenar en temperaturas de menos 20ºC por seis meses o entre 2 y 8ºC por hasta 30 días.

Otra vacuna que emplea esta tecnología son la de Pfizer y BioNTech que será dictaminada y en su caso autorizada para uso de emergencia a partir del 7 de diciembre en el Reino Unido y del 11 de diciembre en los EEUUA.

si