Apprile, la opción en la Narvarte para la interrupción del embarazo

Julio Ortega

Ciudad de México.- En México, dos entidades han despenalizado el aborto por voluntad hasta las 12 semanas de gestación. Se trata de la Ciudad de México, en la que esto fue avalado desde 2007, y de Oaxaca, estado que el pasado septiembre votó a favor de reformar diversos artículos de su Constitución local para aprobar la interrupción del embarazo

En el resto del país, el aborto es permitido cuando el embarazo fue producto de una violación; además, en 25 estados, entre ellos Puebla, Veracruz, Durango y Coahuila es legal cuando la madre se encuentra en peligro de muerte. 

Asimismo, en 30 entidades, la interrupción de la gestación no es considerada delito cuando fue involuntaria; en 16 está dentro de la ley cuando el feto presenta alteraciones genéticas, mientras que, en dos, Michoacán y Yucatán, es admitido por razones económicas.   

La cantidad de mujeres que han abortado voluntariamente en México no es precisa debido a que, dadas las circunstancias, en múltiples ocasiones el procedimiento se realiza en la clandestinidad. Sin embargo, en la capital del país, de acuerdo con cifras de las Secretaría de Salud local, de abril de 2007 a septiembre de 2019, 216 mil 755 mujeres han interrumpido legalmente su embarazo.  

De la cifra anterior, el 96 por ciento de las pacientes atendidas por clínicas capitalinas provienen de la Ciudad de México (150 mil 737), Estado de México (57 mil 564) y Puebla (mil 349). Del total de abortos, 168 mil tres se realizaron con medicamento; 45 mil 711 con aspiración y tres mil 41 mediante un legrado uterino.  

La relevancia de despenalizar la interrupción del embarazo es tal, que un Grupo de trabajo sobre la cuestión de la discriminación contra la mujer en la legislación y en la práctica de la Organización de las Naciones Unidad (ONU) considera que los Estados de todo el mundo deben actuar para avalar el aborto, y de esa manera garantizar que las mujeres y niñas tengan derecho a tomar sus propias decisiones sobre el embarazo. 

“La mortalidad materna viola los derechos a la vida, la salud la igualdad y la no discriminación”, destacó el grupo de expertos humanos de la ONU al urgir sobre la despenalización de la interrupción del embarazo en el mundo.  

Cabe destacar que los abortos no seguros, los que se realizan de manera ilegal, sin las medidas, cuidados y condiciones de salubridad adecuadas son la causa de muerte de alrededor de 47 mil mujeres al año a nivel mundial.  

Por ello, es de suma importancia que las mujeres que desean interrumpir su embarazo acudan a un sitio legal, confiable, que les dé la seguridad de que el procedimiento que se practiquen será realizado por especialistas. En la Ciudad de México, Apprile Clínica es la opción. 

Apprile, localizada en la colonia Narvarte, alcaldía Benito Juárez, es una clínica para la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) con un enfoque de respeto hacia el derecho de las pacientes a decidir sobre su cuerpo, pues quienes acuden a realizarse este procedimiento se encuentran con un entorno cálido, libre de juicios y, sobre todo, respetuoso. 

Además, es un centro de atención integral para la salud sexual que brinda servicios de ginecología, métodos anticonceptivos, ya sean hormonales, implantes o parches y colocación del anticonceptivo intrauterino. Asimismo, realiza diagnósticos de infecciones de transmisión sexual y brinda asistencia psicológica y en educación para la salud.  

 El procedimiento comienza cuando la paciente pide informes sobre la interrupción legal del embarazo, posteriormente acude a la clínica, en donde lo primero que se realiza es una valoración médica para verificar que se encuentra en perfecto estado de salud, que el producto se ubica dentro del útero y que está dentro de las primeras 12 semanas.  

La ILE en Apprile Clínica se puede llevar a cabo mediante dos métodos: medicamentos y Aspiración manual endouterina, ambos recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). La aplicación de cualquiera de estos dependerá de las circunstancias que el médico detecte. 

si